Coca de vidre, una receta típica catalana

Coca de vidre, una receta típica catalana

La coca de vidre (cristal) es una receta típica catalana muy fina y crujiente, gracias al anís que se rocía sobre la coca cuando la sacamos del horno. El contraste entre el anís frío, la coca caliente y la capa de azúcar hace que el resultado sea esta textura parecida al cristal.

En Cataluña tienen otra coca típica, la de piñones. Pues bien, para experimentar un poco, yo he puesto los piñones de esta coca a la coca de vidre y os aseguro que ha salido muy buena. También he cambiado la mitad del peso de harina por harina integral.

Una sugerencia para los que no quieran poner alcohol es sustituir el licor por semillas de anís, añadidas antes de hornear. El gusto es el mismo, sólo que hay que dejar la coca un poco más de tiempo en el horno para que salga la costra crujiente.

Ingredientes para 2 cocas de vidre de 25×15 centímetros:

  • 125 grs. de harina de fuerza
  • 125 grs. de harina integral
  • 120 ml. de agua tibia
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar integral
  • 60 ml. de aceite de oliva virgen extra Arbequina
  • 1 sobre de levadura de pan seca

Y para la superficie:

  • 50 ml. de aceite de oliva
  • 50 grs. de piñones
  • Un chorrito de anís
  • Azúcar al gusto para espolvorear

Elaboración de la receta

Para hacer la coca de vidre ponemos en un cuenco las harinas, la sal, el azúcar, el aceite, la levadura y, por último, el agua tibia. Removemos y amasamos hasta conseguir una masa manejable. Dejamos la masa en el cuenco, tapada con un paño hasta que doble su volumen.

Después encendemos el horno a 175 ºC.

Ahora partimos la masa en dos y con ayuda del rodillo de cocina, la estiramos hasta obtener un rectángulo muy fino y lo depositamos en la bandeja de horno previamente aceitada. Repetimos la operación con la otra masa.

Rociamos las cocas con aceite de oliva y esparcimos azúcar y los piñones por encima. Llevamos al horno unos 20-25 minutos.

Una vez tenemos las cocas de vidre fuera del horno, y estando todavía muy calientes, rociamos el anís sobre la superficie.

Cuando hago cocas de verdura y me sobra un poco de masa, la suelo usar para hacer estas cocas de vidre. Extiendo la masa, la rocío de aceite y azúcar… y al horno. Queda muy crujiente y sirve como un detalle muy bien recibido para el postre.

Si quieres puedes ver todas las recetas de bizcochos de esta web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *