Galletas crujientes de avena y arándanos

Galletas crujientes de avena y arándanos

galletas-integrales

Estas galletas de avena y arándanos van muy bien en cualquier buffet, en entremeses, canapés, aperitivos, y para picar a cualquier hora, con queso, jamón, etc.

Ingredientes: unas 25 galletas (depende del tamaño)

225 g de harina de avena integral

1 cucharadita de levadura química

1/4 de cucharadita de sal

25 g de arándanos secos troceados

1 cucharada de mantequilla sin sal

150 ml de agua

Aceite de oliva para engrasar el molde

Como hacer la receta de galletas de avena y arándanos

Encender el horno a 170 ºC

Poner la harina de avena, la levadura y la sal en un cuenco y mezclar. Añadir los arándanos.

Calentar el agua y la mantequilla hasta que ésta se derrita.

Hacer un agujero en el centro de la harina y añadir el agua con la mantequilla, remover bien con un tenedor. Poco a poco la avena absorberá el líquido y quedará una masa suave.

Extender la masa con el rodillo hasta dejarla muy fina (de unos 5 milímetros de grosor). Con un cortapastas de su elección, cortar las galletas y ponerlas en una bandeja de horno previamente engrasada con mantequilla o aceite de oliva.

Hornear hasta que las galletas estén doradas. (Unos 10-15 minutos)

Nota: Se puede variar la harina. La combinación de arándanos y queso queda fenomenal. Si no se tiene arándanos se puede cambiar por uvas pasas u otro fruto seco  de su elección.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *