Receta de galletas integrales rellenas de mermelada

Receta de galletas integrales rellenas de mermelada

Galletas integrales rellenas de mermelada

¡Qué ricas son estas galletas integrales de almendra y rellenas de mermelada, y además, todo ecológico! Y es que, que placer da saber que lo que te estás comiendo es sano y sin conservantes, y si además de ecológico lo has hecho tu misma, el placer es doble.

Estas galletas son una buena alternativa a los robiols...

Ahora que se acercan las Fiestas de Navidad y Año Nuevo, podemos hacerlas y envolverlas en una bolsita, cesta o tarro bonito y regalárselas a nuestros amigos, familia, etc. seguro que os lo agradecerán un montón…

Si queréis podéis ver más recetas festivas y de navidad aquí

Ingredientes para unas 20 galletas (depende del tamaño)

 Cómo hacer las galletas de almendra ecológicas rellenas de mermelada

Poner en un cuenco las harinas, la almendra, el azúcar, la levadura y las especias. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente y el huevo (todo) y mezclar con los dedos hasta obetener una masa homogénea. (Al principio cuesta un poco y parece que necesita líquido, pero no lo pongáis, poco a poco la masa va tomando forma). Tapar el cuenco con un trapo de cocina y dejar reposar una media hora.

Galletas integrales de mermelada

Enharinar la mesa de trabajo y extender la masa con el rodillo hasta dejarla de unos 4-5 milímetros de grosor. Cortar con los cortapastas en la forma elegida, (estrellas, corazones, flores, círculos, cuadrados, etc.) y ponerlos sobre la bandeja del horno que previamente le habremos puesto papel de hornear. Hay que cortar unos círculos del centro de la mitad de las galletas.

Galletas integrales de mermelada

Llevar las galletas al horno previamente calentado a 170 ºC durante unos 10-15 minutos, observando constantemente para que no se quemen. Sacar la bandeja del horno y dejar enfriar un poco.

Rellenar las galletas enteras con la mermelada elegida y cubrir con la otra mitad con agujero.

Galletas integrales de mermelada

Guardarlas en una caja o bote hermético hasta el momento de consumir.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *