Salud ¿Sabías que…? Presión y depresión arterial

Salud ¿Sabías que…? Presión y depresión arterial

 

Presión y depresión arterial

En el libro “La medicina natural al alcance de todos” de Manuel Lezaeta Acharán podemos encontrar:

“La alta presión de la sangre es hoy dolencia de moda entre gente acomodada. Cargada de materias extrañas, la sangre se impurifica, pierde su fluidez y se vuelve viscosa. Para movilizar esta sangre espesa, el corazón y las arterias deben forzar su trabajo, de donde resulta aumento de la presión arterial. Fenómeno análogo ocurre a nuestra vista: se necesita mayor presión para movilizar alquitrán por una cañería que para movilizar agua pura.

Este fenómeno constituye, pues, defensa orgánica que hay que atender en su causa que está en la impurificación y deficiente actividad eliminadora de la piel del enfermo.

La baja presión arterial revela débil defensa orgánica por debilitamiento del sistema nervioso, más o menos intoxicado.

Podemos decir que la alta presión revela estado agudo de impurificación del fluído vital y la presión baja denuncia estado crónico.

En ambos casos, el tratamiento se dirigirá a normalizar la composición de la sangre, respirando aire puro, mediante buenas digestiones y activa eliminación de la piel, riñones e intestinos.

Las crisis agudas se tratarán como se indica en Primeros auxilios. Estando en pie, el enfermo, sígase con constancia “Régimen de Salud” del capítulo XXII.

Puedo afirmar que restableciendo su digestión el enfermo con dieta cruda de frutas o ensaladas sin sal, dos o tres baños genitales y diario Lavado de la Sangre, en pocos días desaparece la alta presión arterial”.

Para la hipertensión resulta beneficioso tomar muy poca sal. También ayudan las infusiones. Por ejemplo de muérdago, y de hojas de oliveras. También el ajo es un buen aliado, y por supuesto el ejercicio.

Nota: En próximos posts pondré los Primeros Auxilios y Régimen de Salud del capítulo XXII del libro de Lezaeta: La medicina natural al alcance de todos, para que puedan tener el tratamiento completo sobre la alta y baja presión de la sangre. También una lista del contenido en sal de varios alimentos.

7 comentarios en “Salud ¿Sabías que…? Presión y depresión arterial

  1. hola espero resuelvan mi duda,, bueno antes que nada gracias por estos articulos para quien los publica ya hay muchas personas sin posibilidades de aduirir los libros,, bueno yo soy hipertensa,, y el doctor dice que en pocos dias de realizar estos pasos que nos indica desaparece la presion arterial,, para ello debo dejar de tomar ya los medicamentos, y cuanto tiempo lo hago aproximadamente,, o eso depende del vienestar que yo sienta.,,,, conocer estos articulos es como una luz que nos ilumina la verdad saber que hay una cura para una enfermedad cronica,,, gloria a jesucristo por personas como ustedes… gracias

  2. Desde hace veinte años más o menos, que conocí la medicina térmica. Tuve la oportunidad de leer un libro del señor Lezaeta, y empecé a utilizar el tratamiento del barro, de esa cuenta que mi salud mejoró en todo sentido.
    A la fecha lo he husado para golpes mios y de mi familia. Es lo más excelente que puede hacer uno para mantenerse joven. Mi mamá ya llegó a los ochenta y seis años, y está muy bien. Lo he husado también con ella para los riñones y es diabética pero muy controlada.

    Si los médicos alternaran esos tratamientos no habrían tantos enfermos.

  3. Para Irlanda: No deje de tomar los medicamentos sin el consentimiento de su médico, y sí, depende del bienestar que uno sienta.

    Gracias por visitar mi web.

  4. Me golpeé el hombro y fui al médico, y me dijeron que no tenía nada serio. Pero a los tres días me llamaron que tenía una lesión, así es que me dió miedo ponerme yeso y empecé el tratamiento con el barro.

    Me lo ponía tres veces al dìa o màs, y también le puse ciertas aguas, que desinflaman. A los tres meses ya movía el brazo, ya que cuando me caí ni siquiera podía moverlo.

    Así es que con la ayuda divina y el barro, salí adelante de mi lesión.

    Ya llevo cuatro años y puedo levantar el brazo sin molestias.

  5. Sinceramente agradecer a Dios que uso este cristiano que en paz descanse por habernos dejado sus leyes naturales que son INMUTABLES. Esta obra completa me la obsequió un amigo y por descuido nunca le di importancia, ahora último aquejado por algunos males, y cansado de los médicos y las farmacias, descubrí que en este libro tenemos toda las curaciones a la mano sino tenemos que tener fe en lo que hacemos y tener fuerza de voluntad. Ejemplo, la absolución con agua fria todo el cuerpo y regresar al lecho sin secarse es una maravilla para la cura de lumbalgia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *