Josep Pàmies, recuperando el conocimiento y el cultivo de las plantas curativas

Josep Pàmies, recuperando el conocimiento y el cultivo de las plantas curativas

Josep Pamies

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a una conferencia de Josep Pàmies, un conocido agricultor catalán que promueve, difunde y defiende la utilización de la planta Stevia Rebaudiana y otras hierbas curativas. El tema de la conferencia fue: “Plantas medicinales prohibidas y terapias naturales de bajo coste”.

La charla tuvo lugar en la sala del Club Diario de Mallorca, que estaba completamente llena, lo cual me alegró muchísimo ya que por fin hay bastante gente que se interesa por estos temas. Pàmies transmitió perfectamente a los asistentes la convicción de que las plantas nos ayudan a curar y prevenir enfermedades.

Comentó que le duele mucho pensar en los años en que su agricultura era convencional, porque con ello enfermaba a los consumidores, aunque entonces no lo sabía. Enseguida que fue consciente de ello, dió un vuelco a su agricultura y ahora se puede decir que es prácticamente ecológica.

Las plantas no necesitan abonos químicos, pues ya tienen el CO2, que es el abono perfecto. A las plantas les pasa lo mismo que a nosotros: el aire sano es más importante de lo que pensamos, pues es el primer alimento y el primer medicamento, por eso las plantas regeneran poco a poco nuestro cuerpo.

Las frutas y verduras, además de calorías, hidratos de carbono o vitaminas, tienen energía, y ésta se va perdiendo desde el momento en que se cortan. Por eso es importante para nuestra salud consumir las frutas y verduras procedentes lo más cerca posible de donde vivimos.

Consumir estos productos de supermercado es una locura ya que muchos de ellos son importados desde muy lejos: América del Sur, China, etc. Esto quiere decir que estas frutas y verduras han sido recogidas estando verdes y, para conservarlas, han tenido que guardarlas en condiciones muy desfarorables, eliminando casi todas sus vitaminas. Cuando llegan a nosotros ya no tienen casi ninguna de sus bondades.

Las plantas medicinales se han usado desde tiempos inmemoriales, tanto para comer como para curar, a veces ambas cosas al mismo tiempo. Este conocimiento de las plantas medicinales y otras terapias naturales de la salud se ha ido perdiendo en las culturas modernas, llevando a las personas a depender de especialistas de la salud. Esta dependencia ha producido la pérdida de un saber milenario.

Por ejemplo, habíamos olvidado que la Stevia Rebaudiana es un endulzante natural beneficioso, mucho más dulce que el azúcar y que puede beneficiar a las personas con diabétes.

Recuperar el conocimiento y el cultivo de las plantas que nos han curado es un deber para nuestra salud y la de las generaciones próximas.

Refiriéndose a la manera de cultivar tradicionalmente con abonos químicos, pesticidas, fungicidas, etc. Pàmies dijo que somos gigantes con pies de barro. Queremos producir mucho para ganar mucho, pero a la vez nos intoxicamos y enfermamos. Y lo que es peor, hemos cansado a la madre tierra. Ahora hay personas interesadas en regenerar la tierra y están promoviendo los bosques comestibles. Con este sistema la tierra se autoabona y regenera.

Pàmies hizo referencia a la popular frase de Hipócrates “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”. Comentó que debemos implicarnos diariamente en la conservación de nuestra salud, aprender y conocer lo sano, corregir nuestros malos hábitos, la importancia de masticar bien la comida…

Habló también sobre las multinacionales farmacéuticas, que por el ansia de ganar mucho dinero han llegado a crear enfermedades para luego sacar el medicamento que no cura, pero que cronifica la enfermedad.

Por eso insistió en que tenemos que ir desmedicándonos poco a poco, sin prisas y con ayuda de las plantas. Si el “sistema” no nos gusta, tenemos que buscar alternativas a este sistema y no tener miedo a plantarle cara. Nuestro miedo e ignorancia es su seguridad.

También hizo referencia al cultivo de semillas transgénicas y a la empresa Monsanto. En Suiza, por ejemplo, no hay transgénicos, allí el poder es del pueblo y éste en referendum dijo que no a los alimentos procedentes de este tipo de cultivos. En España sin embargo sí que se siembran semillas transgénicas.

Aquí en España es difícil optar a casi ninguna terapia natural dentro del sistema nacional de salud, y esto es una verguenza. En varios países europeos sí que se puede elegir libremente, incluso Nicaragua tiene todas las terapias naturales dentro del sistema de salud.

Sobre los lobbies de presión, Pamies comentó que las leyes que pueden favorecer las terapias alternativas, la difusión y comercialización de plantas medicinales o productos naturales (como la Stevia) no avanzan porque estos lobbies formados por grandes laboratorios farmacéuticos lo impiden presionando a los legisladores.

Estas son algunas de las recomendaciones que dió Josep Pamies en respuesta a varias preguntas que se le hicieron durante esta conferencia en Mallorca:

  • Para cocinar es mejor usar sal marina integral o agua de mar. El agua de mar contiene 35 gramos de sal. Nuestro cuerpo 9 gramos de sal.
  • No consumir leche de vaca. Es mejor el yogurt.
  • En vez de beber y comprar agua embotellada, es mejor utilizar agua de casa (del grifo), con filtro.
  • La hierba “Uña de gato” aumenta y regenera el sistema inmunológico.
  • La meditación es muy importante, baja incluso la presión sanguínea.

Otras recomendaciones que dió a los asistentes:

Desde aquí quiero agradecerle sinceramente a Josep Pàmies todo el esfuerzo que está haciendo para difundir y promover las plantas curativas, que son la farmacia de la Madre Naturaleza que Dios dispuso gratuitamente para todos nosotros.

1 comentario en “Josep Pàmies, recuperando el conocimiento y el cultivo de las plantas curativas

  1. Excelente artículo! Gracias por compartirlo. Que pena que no pudiera asistir a la conferencia de Pamies.

    Hay que seguir apoyando a gente como él. Yo también lo hago desde mi web curardiabetes.com

    Saludos
    Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *